La vergüenza,  es una mezcla compleja de emociones e ideas que se sienten con gran potencia en el cuerpo. Se nos enrojece la cara, se nos acelera el corazón, nos sudan las manos, sentimos falta de aire e incluso mareo y unas ganas tremendas de desaparecer.

Aunque todxs la sentimos, la vergüenza es algo que no solemos identificar con claridad. Pero en mi experiencia, verla, reconocerla, nombrarla y trabajar sus distintas capas, cambió por completo mi forma de comunicar y de estar en el mundo.

En este post, voy a compartirte únicamente los 5 conceptos que conforman la vergüenza según el Counselling Integrativo y la visión de Richard Erskine, con el objetivo de poder nombrar la vergüenza e identificar si ésta está bloqueando tu comunicación, tu presencia y por lo tanto, tu potencial éxito profesional.
Allá vamos.

1. Miedo.

Lo primero que podemos identificar debajo de la vergüenza, es el miedo profundo. Pero no es un miedo en el que nuestra vida corra peligro, aunque el cuerpo lo vive así. Por eso es un miedo importante de escuchar.

El miedo detrás de la vergüenza es el miedo a no ser aceptada por ser quien soy.

Es posible que durante la vida, haya pasado por distintos momentos en que he sido rechazada, ignorada o incluso ridiculizada por compartirme como soy.
Y es la acumulación de MUCHAS de estas experiencias, lo que me hace sentir miedo a volver a experimentarlo.

2. Dolor y Tristeza.

Pasar por las experiencias de rechazo o ridiculización por ser quien soy, por mostrarme como soy o por comportarme de la manera espontánea que nace de mí, DUELE, ¡y DUELE MUCHO!

Seguro que si te tomas unos segundos para dejar que tu cuerpo recuerde, encontrarás memorias guardadas de momentos en donde te has sentido rechazada, en donde se han burlado de ti o en donde la reacción a algo que has dicho o hecho te ha llevado a querer esconderte.

Si viajaste a esos momentos, sé que duelen MUCHO pero abre los ojos, respira y observa como ya no estás ahí aunque aún duela.

3. Complacencia.

Te decía que la vergüenza es una mezcla compleja de emociones e ideas ¿verdad?

La teoría de R. Erskine dice que somos seres relacionales, buscamos estar en relación y es a través de la relación que satisfacemos nuestras necesidades y nos encontramos bien.
Mantenernos en relación es nuestra prioridad como seres humanos y es por eso que somos y seremos capaces de “dejar de ser quienes somos, y empezar a ser lo que se espera que seamos”.

A eso, le llamamos complacer/complacencia. Es un término que se usa en psicoterapia para definir esos comportamientos que vienen de la decisión interna, muchas veces inconsciente, de: “Como soy rechazada por ser quien soy, seré eso que se espera de mí. Así seré aceptada y perteneceré a este grupo, me mantendré en relación.”

Y en realidad es que cuando somos pequeñas, necesitamos estar en relación para sobrevivir. Así que es lógico que hagamos lo que sea necesario para conseguirlo.
Por eso este punto 3 es clave.

4. Rabia / Enojo.

Ya sentimos el miedo a ser rechazadas, el dolor y la tristeza de no ser aceptadas por ser quienes somos y además, dejamos de ser y comportarnos naturalmente para complacer y fingir ser alguien que no soy.
Eso, aunque a veces no nos lo permitamos sentir, genera MUCHO ENOJO y resentimiento.
¿Te suena esa furia que se nota en un rostro enrojecido?
Interesante, ¿verdad?

Identificar que detrás de la vergüenza, en realidad hay MUCHO enojo reprimido para mí fue fundamental. Pues el enojo es una emoción que no me permitía por creer que el enojo era violencia, cuando en realidad puede haber «enojo desde el contacto». Un enojo que es la expresión de lo que no quiero y no me gusta. Tan natural, como el llanto de un bebé que nos dice: «tengo frío, hambre, sed, y no me gusta».

Pero aquí estamos hablando de una sensación de enfado y de rabia por no poder SER quienes somos, por no ser aceptadas por ser quienes somos y no poder expresarnos en libertad.

Conforme nos permitimos sentir y expresar este enfado, podremos ir avanzando en la conexión interna con nuestro SER y expresarnos con mayor autenticidad y cada vez menos miedo al rechazo.

Para terminar, algo que me parece fundamental, es que debajo de TOOODAS estas sensaciones y emociones, hay una idea base, una creencia que es la que nutre todo lo anterior.

5. Creencia » hay algo malo en mí».

Cuando en realidad no lo hay.
Todo el trabajo de identificar, nombrar, sentir, expresar y liberar esa vergüenza y todos sus componentes, nos lleva a una decisión que tomamos en algún punto de la vida y que con cada momento de incomodidad y vergüenza, se refuerza.

Ese ser ignorada, rechazada, burlada, criticada de pequeña (y de adulta), en muchas repetidas ocasiones, nos hace sentir y creer que debe haber algo malo en nosotras.

Y esa creencia de base es la encargada de que muchas veces nos escondamos, no nos atrevamos a hablar en público, nos sintamos incómodas en grupos, no publiquemos en redes sociales, no compartamos lo brillantes que somos a nivel profesional, cuestionemos nuestras capacidades… en pocas palabras: bloqueemos todo ese potencial de éxito que tenemos a nivel profesional.

Esto es simplemente una manera de mirar la vergüenza que a mí me ha servido MUCHO y que por eso comparto con mis clientes en sesión individual y grupal. Mis resultados trabajando la vergüenza en diferentes capas, puedes verlos en mi presencia en redes sociales.

Yo era muy vergonzosa y no me atrevía ni a salir en fotos, ahora paso a paso, me atrevo más y sobre todo, me permito salir siendo más y más Yo y a mi manera. Y eso es algo que me encantaría que todas pudiéramos hacer, pero tiempo al tiempo.

Ya seas autora o autognoma, puede que la vergüenza sea eso que no sabes qué es pero que te está bloqueando al comunicar y compartir.
Por eso, espero que te haya resultado interesante y útil este post, y me encantaría saber, ¿a qué conclusiones llegaste? y si te sentiste identificada.

Un besote,

– Coquis

Una respuesta

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

AMORA S. Coop. es el Responsable del tratamiento de los datos personales del Usuario y le informa de que estos datos se tratarán de conformidad con lo dispuesto en el Reglamento (UE) 2016/679, de 27 de abril (GDPR), y la Ley Orgánica 3/2018, de 5 de diciembre (LOPDGDD), por lo que se le facilita la siguiente información del tratamiento:

Fines y legitimación del tratamiento: mantener una relación comercial (por interés legítimo del responsable, art. 6.1.f GDPR) y envío de comunicaciones de productos o servicios (con el consentimiento del interesado, art. 6.1.a GDPR).

Criterios de conservación de los datos: se conservarán durante no más tiempo del necesario para mantener el fin del tratamiento o existan prescripciones legales que dictaminen su custodia y cuando ya no sea necesario para ello, se suprimirán con medidas de seguridad adecuadas para garantizar la anonimización de los datos o la destrucción total de los mismos.

Comunicación de los datos: no se comunicarán los datos a terceros, salvo obligación legal.

Derechos que asisten al Usuario:

- Derecho a retirar el consentimiento en cualquier momento.

- Derecho de acceso, rectificación, portabilidad y supresión de sus datos, y de limitación u oposición a su tratamiento.

- Derecho a presentar una reclamación ante la Autoridad de control (www.aepd.es) si considera que el tratamiento no se ajusta a la normativa vigente.

Datos de contacto para ejercer sus derechos

AMORA S. Coop.. C/ La Laguna, 2 - 39809 GIBAJA - Ramales de la Victoria (Cantabria). E-mail: admin@mora-mora.com

Para continuar debe aceptar que ha leído y está conforme con la cláusula anterior.